sábado, 22 de octubre de 2016

Sequía en las almas

Parece que el diablo mudo hace de las suyas, muy calladito, pasando casi desapercibido. Hay que despertar para que la sal se sale...
La foto es de PURI BLANCO.




sequía en las almas
Tiempos del ceño fruncido

y de la boca cerrada,

del colmillo retorcido,

cansado de no hacer nada;

la epidemia de egoísmo

sin darse cuenta contagia

por ósmosis a los mismos

que debieran evitarla...

El silencio ha conseguido

que no lleguen las palabras

al corazón y al oído

de quien las necesitaba,

inoportuno motivo

e esta sequía de las almas.

¡Despierta, que tus amigos

recuperen la esperanza!
        
José García Velázquez
        
Segovia, 22 de octubre de 2.016

3 comentarios: