jueves, 17 de abril de 2014

Getsemaní: el huerto de los olivos

En la noche del jueves al viernes, se produjo la Oración en el Huerto y el Prendimiento de Jesús...
La foto es de PURI BLANCO.





getsemaní: el monte de los olivos
Las tinieblas de la noche
parecen no tener fin:
negros auspicios esconden
de lo que está por venir.
Jesús se va a rezar donde
otras veces suele ir,
pero en esta vez en el Monte
los demás van a dormir.
Por los pecados atroces
que hacen al hombre infeliz
le invade una angustia enorme
y está próximo a morir;
son muy grandes los temores
por lo que le va a ocurrir
y le estremecen sudores
con sangre por su sufrir...
La soledad en el hombre
puede llegar hasta aquí:
la soledad tiene nombre:
se llama GETSEMANÍ.
         
José García Velázquez
         
Segovia, 17 de abril de 2.014
         
Jueves Santo.

Los peligros del Skype...

No siempre nos pillan la llamadas arreglados, para quedar bien en pantalla,je,je...


los peligros del skype...
Tengo una video-llamada
y vengo sin afeitar,
la cabeza despeinada
y la cara sin lavar...
Todavía estoy en pijama,
me acabo de levantar:
¡Para salir en pantalla
me tendría que arreglar!
    
José García Velázquez
    
Segovia, 17 de abril de 2.014

domingo, 13 de abril de 2014

Trabajo callado

Es habitual que busquemos el aplauso y el reconocimiento por el trabajo que hacemos...
aunque hay personas que son tan humildes y tan fieles que trabajan a fondo sin que se note: Dios si lo ve.



trabajo callado
(Dedicado a D. Álvaro del Portillo, con motivo de su centenario y próxima beatificación)
A pesar de tus errores
-casi siempre son los mismos-
cada día te propones
tener más protagonismo;
¿eres de los relumbrones
que aparentan ser distintos,
creyéndose superiores
a los demás...¡y más listos!?
¿Has conocido a esos hombres
que trabajan con sigilo
y sin que nadie lo note
acaban su cometido?
Si un ejemplo fiel y noble
la Iglesia ha reconocido,
como Santo le propone:
Don Álvaro del Portillo.
        
José García Velázquez
        
Segovia, 13 de abril de 2.014

Excursión en el campo

Mandó BEATRIZ esta foto y decía que las niñas estaban preocupadas por tener las zapatillas manchadas con barro...¡Qué suerte poder pasar un día de campo, aunque nos manchemos!. Además, gracias a Dios, no se cumplieron los pronósticos de tormenta.


excursión al campo
(Para las niñas del Club de Molino, que volvieron con las zapatillas con barro)
Las zapatillas con barro
son el testigo mejor
de que las niñas pasaron
un día de diversión.
Pasarlo bien en el campo,
tomando el aire y el sol,
aunque se manchen con barro,
es una gran excursión.
    
José García Velázquez
    
Segovia, 13 de abril de 2.014


sábado, 12 de abril de 2014

Abeja maesa

Las abejas siempre se han puesto como ejemplo de organización social, de un orden que nadie rompe en la colmena. La abeja maesa o maestra tiene un cometido fundamental...pero muy sacrificado.


la abeja maesa
Única en cada colmena,
de ella depende el futuro,
la propia supervivencia
en un mañana inseguro.
Sacrificio de la hembra,
viviendo en rincón oscuro,
a fin de que el grupo tenga
nuevos miembros en el mundo,
que la miel, dulce y espesa,
van fabricando oportunos...
Y, por la abeja maesa,
la colmena da su fruto.
     
José García Velázquez
     
Segovia, 12 de abril de 2.014

viernes, 11 de abril de 2014

Petequias por sepsis en niños.

Muchas veces las petequias, esa especie de granito rojo que aparece en la piel, se debe a motivos banales, como las que aparecen en la cara del niño si vomita. Pero otra son aviso de que algo grave está pasando.


petequias por sepsis en niños
(Dedicado a Jorge Mejías, de la Fundación Irene Mejías, contra la meningitis)
Con aspecto inofensivo
de pequeña picadura,
se propaga el asesino
por la sangre con soltura;
reluce el punto rojizo,
la silenciosa diablura,
de este germen tan nocivo
que hace la vida insegura.
El pequeño cuerpecito
se defiende en dura lucha
desigual contra el maldito...
¡y muchas veces se cura!
      
José García Velázquez
      
Segovia, 11 de abril de 2.014

miércoles, 9 de abril de 2014

No te ralles rallando...

Un pequeño divertimento, aprovechando la riqueza del idioma español...




no te ralles rallando
No te pases de la raya
cuando me ralles el pan,
porque hay veces que te rallas
si te pones a rallar.
Como la arena del mar
es el pan cuando se ralla
y hasta se puede ocultar
bajo migas una raya.
     
José García Velázquez
     
Segovia, 9 de abril de 2.014