jueves, 2 de abril de 2020

Lecciones de humildad en la pandemia

Parece mentira como se ha ido repitiendo el esquema, desde que empezó la pandemia en CHINA: los países europeos nos creíamos superiores, hasta que nos golpeó con fuerza...Pero, en vez de escarmentar en cabeza ajena, en América se vuelven a creer que están por encima de los demás mortales, hasta que le vieron las orejas al lobo.



LECCIONES DE HUMILDAD EN LA PANDEMIA
Una explosión de humildad
está recorriendo el orbe,
después de desconfiar
de experiencias anteriores,
porque en vez de escarmentar
por lo que de otros conocen,
preferimos despreciar
a una sanidad “más pobre”.
Desde China a los demás
llegó la alarma, y entonces
Europa, por no escuchar,
pasa esta crisis enorme.
Hasta USA fue a parar
y, creyéndose mejores,
su magnate, Donald Trump,
desoyó más sabias voces.
Tuvieron que declarar
ante tamaña hecatombe
medidas para frenar
la pandemia que nos come…
Y es así como al final
los continentes recorre:
¡A ver si la humanidad
reflexiona y es más noble!

         José García Velázquez

         Segovia, 2 de abril de 2020

miércoles, 1 de abril de 2020

Aplausos a las 8 (Descubriendo a los vecinos)

Como nos habíamos hecho muy individualistas, cada uno nos encerrábamos en casa y había menos relación de vecindad que hace algunas décadas. Ahora nos vemos las caras con los vecinos cuando salimos a aplaudir a los profesionales que hacen posible que los demás guardemos la cuarentena y, de momento, nos ponemos cara y puede que pronto también nombre.




APLAUSOS A LAS 8 (DESCUBRIENDO A LOS VECINOS)
Encerrados en sí mismos,
todos en su madriguera,
por décadas no salimos
para asomarnos afuera;
la cara del edificio
eran persianas y piedra,
que evitaban con su oficio
las miradas indiscretas.
Hasta que este virus hizo
que para aplaudir salieran
cada tarde los vecinos
cuando las 8 se llegan;
quitados los artificios
que del otro nos alejan,
por fin las caras nos vimos
y nos sentimos más cerca.
Con esperanza adivino
que, cuando acabe la prueba,
caerán los muros que hicimos,
por egoísmo, otra época.

        José García Velázquez

        Segovia, 1 de abril de 2020




martes, 31 de marzo de 2020

Buenas noticias

Seguimos afrontando esta pandemia, cada uno aportando lo que está a su alcance. En medio de los datos preocupantes, van llegando cada vez más las noticias de PACIENTES DADOS DE ALTA. En la foto de PURI BLANCO se ve el Hospital de Segovia.




BUENAS NOTICIAS
(Dedicado a Marisa, que ya está en casa)
Se acumulan los problemas
según pasan las semanas,
en espera de que vengan
buenas noticias mañana;
y hay, por cierto, cosas buenas
que dan ánimos al alma:
profesionales que entregan
lo mejor sin pedir nada,
voluntarios que nos dejan
las escenas más humanas,
solidaridad que llega
desde todas las instancias,
ciudadanos que se expresan
aplaudiendo en las ventanas
y así agradecen las gestas
de todos los que trabajan.
Y las noticias que alegran
las jornadas más aciagas:
¡LAS IMÁGENES QUE MUESTRAN
A LOS PACIENTES DE ALTA!

        José García Velázquez

        Segovia, 31 de marzo de 2020

Pan casero

¡Qué pintaza tiene el pan que hizo ayer PURI! Además venía un olor inconfundible de la cocina: ya se sabe que los olores son los que más tiempo permanecen en la memoria (cosas del rinencéfalo).
Así ha pasado otro día de la cuarentena.



PAN CASERO
(Tercera semana de cuarentena)
Usando harina de fuerza,
amor y mucho salero,
así la hogaza te queda,
hermoso pan, blanco y tierno;
su solo olor me recuerda
aquel pan que de pequeño
en comidas y meriendas
era el mejor alimento:
en tostada mañanera
lo tomábamos primero,
con la comida que fuera,
y azúcar y vino luego…
¡De qué sencilla manera
se despiertan los recuerdos
que de la infancia se quedan
como grabados a fuego!

      José García Velázquez


      Segovia, 30 de marzo de 2020

lunes, 30 de marzo de 2020

Pequeños en cuarentena

Vamos a por la tercera semana de confinamiento en casa. Los peques se adaptan a las nuevas situaciones, aunque sean duras y podemos aprovechar para enseñarles juegos de mesa y tradicionales, entre otras actividades en común. Buena oportunidad para contarles cosas de familia.
Y esas historias para las que nunca encontrábamos tiempo...


PEQUEÑOS EN CUARENTENA
(Tercera semana en estado de alerta)
En casa están los pequeños
sin poder ir a la calle
ni poder ir a la calle,
mientras la pandemia pase.
Quizás están descubriendo
que también saben sus padres
participar en los juegos
y en otras actividades,
ahora que tienen más tiempo
para poder dedicarles,
contando historias y cuentos
que les eran familiares,
pero por estar atentos,
pendientes de otros afanes,
no encontraban el momento
para poder enseñarles…

       José García Velázquez

      Segovia, 30 de marzo de 2020

domingo, 29 de marzo de 2020

Lázaro resucita

Ya lo advirtió Jesús: no creerán ni aunque un muerto resucite. Tras la resurrección de LÁZARO, los jefes de los judíos deciden eliminarlo.
Las fotos son del SANTUARIO DE LA RESURRECCIÓN DE LÁZARO.



LÁZARO RESUCITA
Pensamos si los milagros
cambiarían nuestra mente
y solo por contemplarlos
viene la fe, de repente;
que solo nos asombramos
por algo que nos sorprende,
por un hecho extraordinario,
por algo que nos conmueve…
Me gusta aquel comentario
con el que a Epulón adviertes
que un muerto resucitado
a los hombres no convierte;
y así pasa, cuando a Lázaro
en el sepulcro yacente
(cuatro días enterrado)
despiertas ante la gente.
En vez de estar asombrados,
los sacerdotes entienden
que puede que los romanos
te tomen por un rebelde
y deciden de antemano
que será más conveniente
que fueras eliminado
y te condenan a muerte.

         José García Velázquez

         Segovia 29 de marzo de 2020

viernes, 27 de marzo de 2020

Bendición del Papa por la pandemia

Esta tarde hemos asistido en directo a un hecho excepcional: LA BENDICIÓN URBI ET ORBI PARA PEDIR EL FIN DE LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS, por los enfermos, los familiares y los fallecidos.











BENDICIÓN DEL PAPA POR LA PANDEMIA
Roma, la ciudad amada,
contemplo triste y vacía,
como el alma desolada
de los que en el mundo habitan;
y de San Pedro la plaza
resulta desconocida,
lejos de las grandes galas
en las que bulle de vida;
hasta las nubes derraman
lágrimas de gotas frías
y la tarde que se escapa
nos da triste despedida…
Desde su icono, cercana,
Salud del Pueblo, María,
nos dedica su mirada
como Madre que nos cuida;
y desde la Cruz nos manda
Jesús segura misiva:
Él es el Amor que salva,
Misericordia divina.
La fortaleza del Papa,
en su flaqueza escondida,
nos llena de confianza
y nos llama a la alegría;
con su bendición al alma
reconforta en estos días
en que el sufrimiento apaga
los proyectos y las risas.

            José García Velázquez

            Segovia 27 de marzo de 2020