viernes, 16 de septiembre de 2016

Bromas de mal gusto

Los canteros tenían por costumbre poner alguna figura que sirviera como firma...aunque a veces era una especie de venganza de personas obligadas a convertirse al cristianismo...




bromas de mal gusto
Hay veces que los canteros
con su firma personal
dejaban para el recuerdo
bromas duras de pelar.
Aquí te dejo la de estos
monos sin urbanidad:
mira lo que están haciendo...
¡y es en la Universidad!
     
José García Velázquez
    
 Segovia, 16 septiembre 2.016

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario