miércoles, 22 de diciembre de 2010

Nochevieja y Año Nuevo



Estamos ya en los últimos días del año...Por eso el poema va dedicado al año que se hizo viejo. Seguro que tuvo de todo: cosas buenas, cosas difíciles,...
Vamos a despedirle con estos versos como se merece.

EL AÑO QUE SE HIZO VIEJO…

Con el tiempo sumergido
en el tráfago diario,
el año se nos ha ido
en el viejo calendario.

Cuando apenas empezaba,
parecía interminable
¡y ya, tras las campanadas,
procedemos a enterrarle!.

Está llamando a la puerta
el año recién nacido
y con pereza despierta
después de cumplir los ritos:

con las campanas las uvas
y también los parabienes,
los deseos de fortuna,
los cavas y las mercedes.

Con los propósitos nuevos
pensamos cuidarlo bien,
para que fluya sereno
y no corra como exprés.

A ver si somos capaces
de sujetar bien las riendas
y quitarnos los disfraces,
los odios y las miserias.

Pero, si tras doce meses
igual se quiere marchar,
por lo menos que nos deje
más paz y prosperidad.

José García Velázquez

Segovia, 3 de diciembre de 2007

2 comentarios:

  1. Estimado Sr. García:
    Es precioso, el poema. Me he permitido citarlo en la web de es.chessbase.com para desear feliz año nuevo a los lectores (ajedrecistas): http://es.chessbase.com/post/feliz-ao-2015. Espero que le parezca bien. He citado a Ud. como autor y he enlazado con su blog.
    ¡FELIZ AÑO 2015!
    Nadja Wittmann

    ResponderEliminar
  2. FELIZ AÑO 2.015. Gracias por su comentario y por compartirlo, pues esa es la finalidad el blog: compartir los poemas con quienes los necesiten o les guste. Así es que , encantado porque le haya gustado y por su cariñoso comentario.

    ResponderEliminar