martes, 1 de marzo de 2016

Tomás Moro: la agonía de Cristo

Un libro extraordinario, escrito por Tomás Moro en la Torre de Londres, a punto de ser ejecutado...Edita RIALP.
Las fotos de SEGOVIA y OVIEDO son de PURI BLANCO.




tomás moro: la agonía de cristo
(Dedicado a ÁLVARO DE SILVA, responsable de la edición en español)
Escribes desde la Torre
y te juegas la cabeza,
sabiendo que el tiempo corre
y que se pierde Inglaterra.
No existe mente más noble
ni vida con tal entrega
ni ejemplo como el del hombre
que así defiende a la Iglesia.
En tus escritos expones
las sentencias verdaderas
de quien se basa en razones
que a la Escritura defiendan,
por encima de opiniones
que de lo justo se alejan,
de veleidades que oponen
el capricho a la firmeza.
Buscas que a Dios se le honre
por el vulgo y la nobleza,
que dé gloria todo el orbe
a Quien es la gloria nuestra,
a Aquel que humilde responde
con su Amor a las ofensas
y vino para que el pobre
la justicia recibiera;
buscas que en las oraciones
la mente esté bien despierta,
que evite las distracciones,
sabiéndose en Su presencia;
que sepa quién se dispone
a pedir a Dios audiencia
que Él penetra en los rincones
secretos de la conciencia.
Ante nuestros ojos pones
esas terribles escenas
en las que Jesús conoce
en su Humanidad las penas:
ninguno de los Apóstoles
le acompaña mientras reza
y entre olivos se recoge,
postrado sobre una piedra;
según los tres narradores
que este episodio reflejan,
sucumben a los sopores,
dormidos por la tristeza.
Tan solo un Ángel responde
a sus súplicas y quejas;
es su consuelo conforme
para reparar las fuerzas
El traidor a los captores
se lo ofrece como presa
y aunque ya es cerrada noche,
su mente mantiene alerta.
¡Todos los siglos los hombres
viven la misma experiencia:
el descanso no conocen
los hijos de las tinieblas!.
Envían los sacerdotes
a gente que le detengan
con espadas y garrotes
como si fuera una fiera,
pero Jesús no se opone
y deja sin resistencia
que le aprese la cohorte
y a sus amigos liberan.
Así comenzaba entonces
el juicio de la vergüenza,
la injusticia más enorme
que en la Historia se recuerda.
          
José García Velázquez
          
Segovia, 1 de marzo de 2.016

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario